.

.

Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales

Dr. José Luis Lezama
Profesor-Investigador / Professor -Researcher
Director del Seminario Interdisciplinario sobre Estudios Ambientales y del Desarrollo Sustentable / Director of the Interdisciplinary Seminar on Environmental and Sustainable Development

jlezama@colmex.mx

sábado, 20 de octubre de 2012

Robin Hood Andaluz

Reforma

Sábado 20 de Octubre 2012

Robin Hood Andaluz

José Luis Lezama

Rodeada del polvo semidesértico andaluz, del ubicuo y generoso olivo, cubierta por una densa neblina ideológica, emerge la pequeña ciudad de Marinaleda, en el sureste de la provincia de Sevilla, Andalucía, con sus cerca de 2700 habitantes. El paisaje urbano de Marinaleda carece de anuncios comerciales y policías. Los nombres de los antiguos héroes franquistas han sido borrados de las calles y sustituidos por los de poetas y figuras populares: Federico García Lorca, Pablo Neruda, Ché Guevara, Salvador Allende, Fermín Salvochea, entre otros. En la atmósfera de esta ciudad, lo mismo que en los recuerdos de su gente, deambulan aún los fantasmas de la 2ª República; es éste uno de los 36 que integran la Red de Municipios por la Tercera República, que pugnan por la abolición de la monarquía.
Marinaleda es una suerte de experimento comunista, tal vez la expresión más dramática de una utopía, rodeada no sólo de un mar de aristocráticos latifundios, el más conocido de los cuales es el de la inefable Duquesa de Alba, sino también por la voracidad del océano capitalista del mundo exterior, desde el cual llegan al pueblo las claras señales de la crisis, los recortes, la creciente y amenazante pobreza, acotándole así a sus habitantes el alcance de sus sueños; recordándoles también, bajo el principio de realidad, los límites de su atesorada utopía. Marinaleda, con bajos niveles de desigualdad, donde existe la propiedad comunal y se declara que “la tierra es de quien la trabaja”, se practica el trabajo comunitario, la igualdad salarial y la población paga viviendas de no más de 15 euros al mes se declara, mientras tanto, en pleno empleo, tratando de hacer válido el eslogan colocado en las inmediaciones del pueblo y, según el cual, Otro Mundo es Posible.
      Juan Manuel Sánchez Gordillo su alcalde desde hace treinta años, una especie de héroe popular, figura mediática nacional, incómodo para el establisment político español, siete veces preso y objeto de dos atentados, no sólo goza hoy de popularidad, sino casi deviene celebridad. Por una parte porque algunos, quizá en un exceso de entusiasmo, quisieran presentar a Marinaleda como modelo para combatir la crisis económica que abate al pueblo español. Por otra porque, al comandar el asalto a un supermercado de la población de Écija el 7 de agosto, para sustraer comida que luego repartiría entre los pobres, hizo crecer su fama a niveles insospechados, nacional e internacionalmente, lo cual le valió el sobre nombre del Robin Hood español.
España es hoy día uno de los ejemplos paradigmáticos de la crisis económica que asola al mundo. El candidato Mitt Romney puso a España como ejemplo de lo que no quiere para su país, el presidente electo de México ofreció, graciosamente, los esfuerzos y recursos de los mexicanos para ir al rescate de la madre patria, la Cruz Roja española ha lanzado su primera campaña destinada a ayudar a las miles de familias en pobreza (The Independent 10/X/2012) y algunos supermercados piden a sus trabajadores no sacar la basura, sino justo cuando llega el camión recolector, para evitar los cientos de personas que hurgan en los depósitos los alimentos desechados.
El 8 de octubre pasado, en su reunión en Tokio, el Fondo Monetario Internacional ratificó la magnitud de la crisis española, catalogando al país en el lugar 184 de 185, el segundo con la peor perspectiva económica para el próximo año, con una caída del PIB de 1.3%, mientras la economía mundial este año crece al 3.3%. El FMI augura un desempleo para el 2013 del 25.1%, mientras que su competidor en desgracia, Grecia, alcanzará el 25.4%.
Los datos existentes señalan que España, cuarta economía de la Unión Europea, que llegó a tener uno de los índices de desarrollo humano más elevados a nivel internacional, es hoy la más desigual de la Eurozona. Las familias españolas han perdido el 18.5% de su riqueza respecto a 2011; 1.7 millones padecen desempleo (53% de los de 16 a 24 años), y el 67% de ellas recibe algún tipo de ayuda gubernamental.
La utopía comunista de Marinaleda es severamente cuestionada por sus opositores, argumentándose que el experimento del alcalde, a quien califican de populista, no ha hecho sino redistribuir la miseria y que, el suyo, no es sino un delirio comunista pagado con los subsidios que brindan al municipio el gobierno central, el autonómico y la Diputación de Sevilla.
El asalto al supermercado es para Sánchez Gordillo una forma simbólica de expropiar a los que, a decir de él, están expropiando a los pobres: los terratenientes, los bancos, entre otros (El País, 7/VIII/2012). Ha propuesto al gobierno central español la suspensión del pago de la deuda, de los despidos, de los desalojos y de los recortes presupuestarios. Esto último, paradójicamente, coincide con la opinión de algunos funcionarios del FMI, quienes expresaron que estas medidas dañan el crecimiento económico y afecta la rentabilidad y la dinámica del sistema mundial. www.joseluislezama.com

No hay comentarios: